Fotografia Natural de Boda

La Fotografía Natural de Bodas: Emoción verdadera y sin artificios 

Tendencia es que los reportajes de boda sean cada vez más naturales.


Imagine congelar su sonrisa en el momento de la gran entrada en la ceremonia de su boda, de la manera más real posible. Piense en un estilo cercano, fresco y natural, tanto de vosotros como de sus invitados. Si es lo que tu buscas, sin duda que su estilo es el natural o documental. 

Llegada a las bodas para complementar las fotografías más estáticas y posadas, la fotografía documental en una boda tiene el propósito de plasmar en una imagen fija, toda la realidad y emoción de un hecho, contando toda la historia del evento. 

En general es hecha con uno o dos profesionales, y requiere mucha sensibilidad del profesional contratado. Cada momento de una boda tiene su importancia y necesita ser contado con belleza, desde la piscadela de ojo de un niño hasta la entrada triunfal de la novia.


La belleza de la verdad

Engañase quien piensa que la naturalidad es algo sencillo de conseguirse. Hacer fotografías documentales es una arte intrínsecamente relacionada con la experiencia, sensibilidad, originalidad, habilidad y dedicación del fotógrafo. Tener en cuenta lo que es realmente importante, bonito, que nunca saldrá de moda y casi no interferir en el momento sugiriendo poses es muy importante en el proceso de la fotografía documental. 

Esta interferencia mínima viene incluida en la presencia del profesional que hará el recuerdo. En el caso de la fotografía documental de bodas el fotógrafo debe pasarse lo más desapercibido posible y su trabajo es percibir y retractar los hechos con técnica, sensibilidad y maestría. El resultado siempre es muy satisfactorio para la pareja.

A los novios que optan por el el estilo documental o todavía siguen con dudas que estilo va mejor con su boda es importante explicar en esta propuesta hago una mescla de cerca de unos 90% de fotos naturales y el restante de imágenes más protocolares, siempre buscando que el recuerdo sea algo vivo y inolvidable a lo largo del tiempo.